Todo sobre la Electrolisis Salina

 

¿Qué es una Electrolisis Salina?

Es un sistema de desinfección para piscinas genera cloro a partir de sal común disuelta en el agua de la piscina, sustituye la compra y manipulación de cloro y simplifica el mantenimiento.

Entre sus beneficios, se encuentra los siguientes:

 Garantiza un baño más saludable u placentero

 Las propiedades antisépticas de las aguas salobres ayudan al tratamiento de afecciones en ojos, piel y nariz.

 La desinfección del agua es más eficiente gracias a la acción combinada del cloro y los otros agentes que se generan durante la electrolisis.

 Gracias a la destrucción de cloraminas, desaparece las irritaciones en ojos y piel.

¿Por qué elegir una electrolisis salina como desinfectante de mi piscina y no el cloro tradicional en pastillas?

Con la electrolisis salina estamos produciendo un cloro sin residuos químicos, cloro más natural, ya que se produce a través de la descomposición de sal común.

Otra ventaja es que la producción de cloro se produce siempre que el sistema de filtración funcione, de modo que es mas efectivo, no daña elementos de la piscina y los niveles de cloro son mas estables porque no hay que esperar la disolución del cloro en formato sólido.

¿Tengo que cambiar mi sistema de bomba y filtro?

No, el sistema de filtración es exactamente el mismo en ambos casos, la electrolisis salina se instala en la tubería de los impulsores, después del filtro, para que el agua limpia que vuelve a la piscina esté desinfectada.

 

¿Puede controlar el pH y el cloro una Electrolisis Salina?

Las electrolisis salinas de gama media y alta, que se comercializan actualmente, automatizan el pH y la adición de cloro de la piscina mediante sondas de control.

El pH del agua de una piscina debe situarse entre 7,2 y 7,6 y el control del equipo lo consigue mediante una bomba dosificadora que inyecta aminoradores de pH, cuando este supera los parámetros deseados.

En el caso del cloro, mediante la medición de redox o cloro libre, los equipos conectan la fabricación de cloro cuando los parámetros están por debajo de los deseados y desconectan una vez alcanzados.

Existen muchos más automatismos que en función de la gama adquirida de clorador, pueden controlar la filtración, aumentando o disminuyendo las horas de filtración en función de la temperatura del agua, control sobre la iluminación de la piscina, y también existen modelos con conexión a internet mediante wifi o ethernet, que permiten controlar todos los parámetros a través de dispositivos como un smartphone, o PC.

¿Son ecológicas las piscinas con Electrolisis Salina?

Las piscinas que tienen el sistema de electrolisis salina, para la desinfección del agua son mucho más sostenibles y cuidadosas con el medio ambiente.

Estamos creando un cloro sin residuos químicos, más respetuoso con el medio ambiente.

¿El agua es muy salada?

No, la concentración de sal es de 5 gr por litro, que es la misma concentración que tiene la lágrima de nuestro ojo o cualquier suero fisiológico. El agua del mar tiene una concentración de 35gr por litro.

El resultado es un baño muy agradable, se puede bucear abriendo los ojos sin molestias ni irritaciones.

Cloración salina buceando con ojos abiertos

 

¿Son caras las electrolisis salinas?

Existe un mercado muy amplio con diferentes gamas y calidades. Los precios varían en función de la capacidad de cloro que pueda producir cada equipo, los automatismos disponibles en cada modelos y las horas garantizadas de producción de cloro.

¿Cómo puedo saber el equipo que necesita mi piscina?

En el mercado encontraremos diferentes modelos con distintas producciones de cloro por hora, a mas producción por hora, más caro será el equipo.

Para saber el equipo que necesitamos, tenemos que saber que cantidad de cloro necesita nuestra piscina al día, que es el equivalente a 2 gr de cloro por m3 y 10 gr por bañista.

Imaginemos un hipotético caso de una piscina de 8 x 4, x 1,5 de profundidad media, en una casa donde habitan 4 personas, el cálculo sería el siguiente: 8 x 4 x 1,5: 48 m3 48 m3 x 2 gr. de cloro al día: 96 gr al día. 4 bañistas habituales x 10 gr de cloro al día: 40 gr. de cloro al día. Resultado: nuestra piscina necesita 136 gramos de cloro al día.

Dado que los equipos de electrolisis salina nos indican su producción máxima en gramos por hora y solo van a fabricar cloro mientras la filtración esté en funcionamiento, dividiremos la totalidad de gramos que necesita nuestra piscina al día por el número de horas de filtración que tengamos habitualmente programados en nuestra piscina. Siguiendo con el ejemplo anterior, si nuestra piscina filtra 8 horas al día en verano, dividiremos los 136 gr. de cloro que necesitamos entre las 8 horas de filtración diaria que tenemos programadas, siendo el resultado 17 gr por hora.

Difícilmente encontraremos un modelo de electrolisis salina en el mercado que de exactamente la producción de cloro que necesitamos, por lo que para asegurar el éxito en nuestra elección escogeremos un modelo lo más cercano a nuestra necesidad pero que supere ligeramente la producción requerida.

Continuando con el mismo ejemplo, el resultado de nuestro cálculo anterior es de un equipo de 17 gr por hora, si en el mercado encuentro un equipo de 15 gr de producción y el siguiente modelo es de 20 gr, elegiríamos el de 20 gr para tener superávit de cloro y capacidad de recuperación del agua.

Si por el contrario elegimos el de 15 gr por hora, tendremos que subir las horas de filtración diarias, para que el equipo pueda producir los 136 gramos que necesitamos cada día.